jueves, 29 de enero de 2015

COLEGIO CERVANTES, HISTORIA.



Grupo Cervantes



Escrito extraido del libro, "Historia de la enseñanza publica en Paterna", del cual es su autor, D. Julio Nuñez Navarro. Sobre como y cuando se creo la escuela publica, hoy llamada Cervantes.


El jueves 14 de septiembre de 1922 llegó a Paterna don Vicente Martí, administrador y apoderado principal del conde de Montornés, cuya visita tenia como finalidad hacer entrega al Ayuntamiento del terreno para la construcción del Grupo Escolar Alfonso XIII.

Ya en posesión del solar, el Ayuntamiento, en sesión celebrada el 18 de septiembre, acordó solicitar del Estado la construcción del edificio para el grupo escolar.

El alcalde don Francisco Salvador Calatrava suscribía, con fecha del 30, la solicitud correspondiente. Ya en 1923, concretamente el 12 de Junio, la Dirección general de Primera enseñanza devolvía la solicitud para que al pié de la misma se hiciera constar por la Junta local, o por los maestros, la necesidad de la construcción del repetido grupo escolar. Sin pérdida de tiempo, la Corporación reúne a la Junta local de Primera enseñanza, cuya mayoría, presente, hace constar, con fecha 20 de Junio, "que es de verdadera necesidad la construcción del edificio para escuelas de esta Villa”. Firman, el alcalde Sr. Salvador y los miembros de la Junta. El 9 de Octubre la Dirección general comunica al Ayuntamiento que el informe de la Oficina técnica de construcción de escuelas sobre el solar ofrecido es favorable.

Año 1926. En este año se decidió la construcción del Grupo escolar. Por Real orden de 9 de Marzo se expidió la "certificación de existencia de crédito del presupuesto vigente del Ministerio de Instrucción destinado a la construcción de la Escuela graduada de niños de Paterna (Valencia).

El 30 de Abril se aprobó en Consejo de Ministros el proyecto para dicha construcción.

En Madrid, y a 28 de mayo se procedía a efectuar la subasta de las obras de la referida escuela, ante el notario Cándido Casanueva y Gorgón, según las condiciones publicadas en la Gaceta del 12 del mismo mes. Precio, el ya conocido de 282.588,27 pesetas, una vez descontadas las 3.602,50 pesetas pagadas por el Ayuntamiento para obras de alcantarillado.

El Grupo escolar Alfonso XIII formaba parte del plan de construcción de Edificios-Escuelas construidos por el Estado con aportaciones de los Ayuntamientos y construidos por los Ayuntamientos con subvención del Estado.

En el año 1928 cesó el Ayuntamiento presidido por el alcalde don Mariano Verdú, -que lo fue desde 1924-, al que reemplazó don Vicente Cardona Lerma.

El nuevo Concejo se aprestó a poner en claro el asunto del Grupo escolar, ya terminado, y de cuya entrega al municipio no tenía noticia alguna. Por consiguiente, en instancia dirigida a la Superioridad con fecha 22 de marzo, el señor Cardona solicitaba información acerca de este asunto, pues “debiendo de ser inaugurada la Escuela en el próximo mes de mayo por el Exmo. Sr. Presidente de Gobierno, General Primo de Rivera, el Ayuntamiento tiene que cumplir previamente las formalidades municipales especiales para el caso”.

Por fin, el 8 de octubre de aquel año 1928, el arquitecto director de las obras y el constructor de las mismas procedieron a hacer la entrega provisional del edificio.

Año 1929. En la mañana del 17 de enero, el jefe del Gobierno, general Primo de Rivera, y acompañantes, con el Ayuntamiento en pleno, numeroso público y las bandas de música, se dirigieron a visitar el edificio del Grupo escolar Alfonso XIII -todavía sin inaugurar-. Después de recorrer y admirar todas sus dependencias, el señor Primo de Rivera felicitó calurosamente al Ayuntamiento, así como al ex alcalde don Francisco Salvador, que se hallaba presente y había sido el impulsor de la creación de este centro escolar.



                                              Pintura de Jeroni, de la fachada del grupo escolar Cervantes.


El acto de la inauguración tuvo lugar el 20 de Diciembre de 1929. Cada una de las aulas había sido rotulada con el nombre de uno de los seis personajes que, en 10 de diciembre de 1921, aprobaron y alentaron la idea de esta edificación. Eran el general Aizpuru, Gobernador Calvo Sotelo, Cardenal Reig Casanova, Conde de Montornés, Diputado Juan Izquierdo y Coronel Castells. Año 1930.- Los primeros maestros fueron: don Pablo Gabriel Moscardó, don Juan Magal Benzo y don Fausto Robredo Bueso, procedentes de la antigua Escuela Nacional Graduada de la Plaza. A continuación llegaron don Alberto Fuentes Fernández, don Joaquín Michavila Vila, don Francisco Castellano Tari'n y don Ramón Ramia Querol.

Al advenir la República pasó a denominarse la Escuela "Grupo Escolar Blasco Ibáñez” y al concluir la Guerra Civil, al colegio se le cambió el nombre de Blasco Ibáñez por el de Cervantes.

Ante el crecimiento demográfico de la Villa hubo que ampliar el Cervantes. Se aumentó el número de aulas mediante las obras correspondientes y se dotó al colegio de un comedor escolar. A la referida ampliación contribuyó notablemente el Ayuntamiento con la aportación del mobiliario y otros efectos. Era entonces alcalde don Gerardo Salvador Moros.Y en 1979 se acomete otra ampliación del Grupo, construyéndose al efecto una obra aneja capaz para otras cuatro unidades.

El centro estaba dotado con los principales servicios técnicos-didácticos-pedagógicos. Aparecía remodelado totalmente y se había logrado que la Dirección general de Primera enseñanza lo declarase "Colegio modélico en su categoria”.

El dia 6 de Enero de 1980 se celebró el 50 aniversario de su inauguración. Entre los actos programados destacó el descubrimiento de una lápida de mármol, colocada en el vestíbulo del colegio, con una leyenda que decía así:

Niños: Pronunciad con respeto los nombres de las personas que hicieron bien por Paterna:

D. Francisco Salvador Calatrava
D. Enrique Montaner Benlloch
D. Vicente Mortes Alfonso
D. Gerardo Salvador Moros”.

La colocación de esta lápida constituyó un bello gesto y un acierto de los organizadores de aquella celebración. Pues con ello se rememoraba el decreto de 23 de septiembre de 1847, debido al entonces ministro de Fomento, general Ros de Olano, y en cuyo artículo 47 se ordenaba a los maestros lo siguiente:

En el local de las escuelas deberá escribirse el nombre de las personas ilustres que haya producido el pueblo o de los que le hubieren hecho algunos beneficios, con un resumen biográfico para ilustración y ejemplo de los niños”.

Y con esta cita hacemos punto final al estudio de este "Alfonso XIII”, luego "Blasco Ibáñez” y en la actualidad “Cervantes”.


Julio Núñez Navarro