lunes, 19 de enero de 2015

VICENT PERIS PASTOR, EL XIQUET DE PATERNA.



VICENT PERIS PASTOR.


El coiset o el xiquet de Paterna






…que consiguió que el nombre de su Paterna perdure en el tiempo a través de sus canciones populares que todavía se escuchan en nuestra región.


El puede ser un desconocido para muchos, una persona anónima, pero conocida por los típicos apodos que tanto abundan en los pueblos, sin embargo, podemos afirmar que se trataba de un ilustre paternero, muy recordado. Ilustre en el mundo dé la canción popular valenciana de las primeras décadas del siglo XX, que por las trágicas circunstancias de la guerra civil vio truncada una carrera musical y una popularidad que merece nuestros respetos.
Nace en Paterna en 1904, hijo y nieto de paterneros, habitaba en una de las cuevas de Buenavista,3 (el Batan), era cojo desde su infancia tras un pequeño accidente domestico, alternaba su profesión de albañil, con la de rápido compositor de verbo fácil e intérprete de todas las variedades “del cant valencia”, “el u i el dos”, “Albaes”, “el u i el dotze”, y “El Ú”, actividad en la que se inicio a los dieciséis años cantando en la plaza del pueblo, y que tan arraigada está en su familia, posteriormente tuvo continuidad con la familia de “el Pollastre” y actualmente por Teresa Segarra Belda, fiel continuadora del cant valencia.


El Xiquet de Paterna, reconocido su arte  y estilo, pronto entro a formar parte de una compañía valenciana y actuando junto a figuras como “el Xiquet de Benaguasil”, y el “Sego de Marchalenes”, realizando numerosas giras por España, mostrando la belleza del ball de Torrent y la música popular valenciana, dejando plasmado su estilo en numerosas grabaciones, en ocasiones estas giras le condujeron mas allá de nuestras fronteras, siendo muy solicitado, se manifestaba entre otras cosas , de su ideología como trabajador, como vecino de un pueblo de labradores y albañiles, como era entonces Paterna, que le llevo a expresar su apoyo y admiración al populista y republicano Vicente Blasco Ibañez, al tiempo que era capaz de reflejar su crítica hacia una burguesía industrial y una ciudad, Valencia.




   “Hui Valencia es lo millor
      Que en esta terra se cria
      Desdechuna el llaurador
      I menga la burguesía…





Paralelamente queda reflejado un fenómeno típico y especial en la masa trabajadora, su anticlericalismo y su, a la vez (por paradójico que pueda parecer), su verdadera admiración, adoración y gran respeto por las imágenes sagradas de la Virgen de los Desamparados, patrona de los valencianos y al Cristo de la Fe (el negret) de todos los paterneros. A su Cristo no había año, ni procesión en la que no cantara al salir de la iglesia.


A la Virgen en su solemne coronación, improviso unas estrofas que rezaban así:


     De brillants una corona
     Valencia t’ha regalat
     Perque eres nostra patrona
     Mare dels desamparats
     Que al valencians no abandona.

Como obrero y militante de la clase trabajadora (militante de la CNT y simpatizante de las Juventudes Socialistas Unificadas), sus ideas le llevaron a colaborar con el comité creado en Paterna. También ocupo el cargo de alguacil de Paterna en el Ayuntamiento y encargado de suministros de aguas potables. Por sus convicciones le mantenían fuera del favoritismo, pero para los vencedores de la guerra civil, esa colaboración se convirtió en un delito. Detenido como otros tantos en el Palacio, tras el fin de la guerra, fue consciente de que los cargos que podían presentarse serian mínimos, y permaneció hasta su traslado a la cárcel modelo de Valencia, a la espera de que se viera su causa. Y las autoridades militares debieron pensar lo mismo, y le condenaron a 12 mese de prisión.


La mínima pena que le podía recaer a un funcionario municipal. La tarde – noche del 4 de noviembre de 1939 habiendo recibido noticias esperanzadoras de su puesta en libertad, fue introducido en uno de los camiones y fusilado en Paterna, el pueblo que tanto amaba “el Rei del cant valencia”.







Fuente: Villa de Paterna, historia y toponimia.