miércoles, 11 de febrero de 2015

EL RELOJ DEL CALVARIO.

Mucha sorpresa levanta, que la fachada de la iglesia de San Pedro, antes de los años 30, tuviera relojes en su torre, y que luego fueran trasladados a el Calvario, en este escrito, os aclararan bastantes dudas.




UNA TORRE PARA EL RELOJ DE PATERNA


Como consecuencia de la intención de sustituir el reloj situado, el día 30 de Septiembre de 1937, en la torre del campanario de la iglesia por unas campanas para el toque de misa, se plantea la construcción de una torre, situada en un lugar alto de la población, para la colocación del mismo; acuerdo que se toma en el pleno del día 26 de septiembre de 1940. Comunicándoselo en los días siguientes al arquitecto municipal e instándole a realizar un proyecto para la construcción de una torre que albergue el reloj.

En febrero de 1941 coincidiendo con la noticia de la fundición de las campanas, se entrega el proyecto redactado por D. Joaquín Rieta Sister arquitecto municipal. El proyecto, según se desprende de la memoria, consiste en la realización de una torre de base cuadrada de doce metros de altura medidos desde el nivel del jardín hasta el centro de las esferas. El edificio se subdivide en cinco partes: base inferior; prismática de unos 4 metros de lado; base segunda también prismática y de 2,65 metros de lado; fuste de la torre con 1,65 de lado; cámara de esferas que es un cubo de 2,4 metros de lado; remate superior donde irán las dos campanas. En el proyecto está prevista la realización de un esqueleto de hormigón armado formado por cuatro pies verticales en los ángulos del fuste, cuatro pies inclinados en la cámara de las esferas y cuatro vigas que se unen en el vértice y que cierran el remate superior. Atados por diez anillos perimetrales de hormigón armado. Posteriormente este esqueleto se revestirá con fábrica de ladrillo o con mampostería. De este proyecto quedan tan solo la memoria descriptiva, el pliego de condiciones técnicas y el presupuesto, así mismo, aparece una nota manuscrita en la que se dice que los planos del mismo fueron remitidos el día 1 de mayo de 1945 a gobierno civil.



El presupuesto del proyecto asciende a un total de 18.507,91 ptas.

En marzo se contacta con la <<Casa Blasco>> empresa que realizó en su día la instalación del reloj para que haga un estudio del traslado del mismo. Esta empresa pasa un presupuesto de 14.965 ptas.

El 28 de Junio de 1941 se acuerda revisar el valor del presupuesto original debido al aumento de los precios de mercado de los materiales. Se plantea pues una revisión de los precios de la obra modificándose el presupuesto que queda en 22.985,35 ptas.

Tras el oportuno proceso de subasta pública de la obra optan a la realización de la misma, D. Joaquín Estrella Zaragoza y D. Francisco Llabata Martínez, ambos constructores de la Villa de Paterna, siendo adjudicadas las obras al primero de ellos, ya que su oferta económica fue más ventajosa (21.999,65 ptas.). Echo que se notifica debidamente el 21 de Octubre de 1941. En Abril de 1942 el constructor pide una prórroga para la finalización de la obra, debido a la dificultad de encontrar los materiales (principalmente el acero).


En octubre de 1942 se hace una certificación parcial de la obra por importe de 16.478,82. Lo que se hace pensar en el avanzado estado de la construcción.

En diciembre de 1942 se hace una ampliación del proyecto en la que se reflejan algunas modificaciones en las dimensiones de elementos, se hace una pequeña memoria descriptiva de los cambios así como un resumen de presupuesto y un plano de sección y alzado (único plano original que se conserva). El nuevo presupuesto asciende a 34.901,84 ptas.

El 12 de Noviembre de 1943 se hace la certificación final de la obra, haciéndose una liquidación de la misma por un capital proporcional a la baja introducida por el constructor en su día.

En la actualidad casi 56 años después de su construcción podemos disfrutar todavía de esta obra en medio del actual jardín del Calvario.



Vicente Barres Fabado - 1999